Palabras que resumen la aventura de migrar

Los cambios, sobretodo los drásticos, son complicados y dan miedo. Mudarte a otro país es aterrador. Cada decisión hecha puede tomar dos caminos: que te vaya muy bien o que te vaya muy mal. ¿Cómo saber si te va a ir bien? Todo depende de la actitud, se trata de atesorar cada instante. Ser migrante es comenzar de cero, renacer de las cenizas. Es un momento para volver a pensar en quién eres y en quien quieres ser. Inevitablemente llevas el pasado contigo, que no es cosa mala, pero también es una nueva oportunidad para tomar lo que aprendiste de lo ocurrido y aplicarlo para tener un mejor presente y futuro.

Mudarte a otro país no es olvidar a tu país natal, pensar eso es estúpido. Migrar no es abandonar, es simplemente buscar nutrirte con una nueva aventura para luego devolverle lo mejor a tu nación. 

Somos cada quien un peculiar e ineludible boomerang de historias, siempre volvemos a nuestras raíces.

migración

Irte es aceptar y conocer a gente diferente a ti, con distintas formas de pensamiento y cultura. Ser migrante es ampliar tu visión del mundo, abrir la mente, sumar cosas nuevas a lo conocido, transformarte. La vida no está hecha para vivirla en un solo sitio, ni acomodarse en una hamaca eterna. No carguen de culpa a los que se van. No nos carguemos de culpa a nosotros mismos por habernos ido.

La vida es movimiento, existe para tener aventuras que te hagan crecer, aventuras que pueden terminar bien o mal pero que al final te dejan algo importantísimo. Aprendizaje, emoción, crecimiento, experiencia y simplemente más vida en la vida, que inevitable y afortunadamente, desde lejos, como migrantes, le aportamos a nuestro país para tenerlo más cerca que nunca.

Ilustración publicada para la Revista Hotbook

About the Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *